Los padres juegan un papel crítico al proveer a sus niños/as de ambientes en el hogar que son seguros y libres de abuso y negligencia. Todos los niños y las niñas merecen la oportunidad de crecer sin temor.

La Ley Federal para la Prevención y Tratamiento del Abuso a Menores define el abuso a menores y negligencia como:

  • Cualquier acto reciente o ausencia de acciones de parte del padre o cuidador responsable, que resulte en la muerte, serios perjuicios físicos o emocionales, abuso o explotación sexual; o
  • Un acto o ausencia de acciones que presentan un riesgo inminente de causar serios perjuicios.

Según la Administración para la Niñez y la Familia del Departamento de Servicios Humanos de los EE.UU., 9,406 menores fueron reportados como víctimas de abuso en el Estado de Colorado, de una población total de 1,180,525 menores. Señales de abuso y negligencia en menores pueden incluir:

En el menor:

  • Cambios súbitos de comportamiento o desempeño académico en la escuela.
  • Ausencia de atención de problemas físicos o médicos, inadvertidos por los padres.
  • Problemas de aprendizaje (o dificultad para concentrarse) no atribuíbles a causas físicas o sicológicas específicas.
  • Constante estado de alerta, como si algo malo puede ocurrir en cualquier momento.
  • Ausencia de supervisión de un adulto.
  • Se queja demasiado, es pasivo o retraído.
  • Llega a la escuela o a otras actividades temprano, se queda hasta tarde y no quiere regresar a su hogar.

El padre o madre:

  • Muestra poco interés en el/la niño/a.
  • Niega la existencia, o culpa al niño/a, de los problemas del menor en la escuela o en el hogar.
  • Solicita a los profesores o cuidadores que usen fuertes disciplinantes físicos si el menor se comporta mal.
  • Ve que todo en el menor está errado, no tiene valor o es agobiante.
  • Demanda un nivel de desempeño físico o académico que el/la niño/a no puede entregar.
  • Busca en el menor cuidado, atención y satisfacción de necesidades emocionales.

Reconociendo el Abuso a Menores: lo que los Padres deberían saber. Prevención de Abuso a Menores de América (Recognizing Child Abuse: What Parents Should Know. Prevent Child Abuse America) ©2003.

Si Usted conoce a un menor que está siendo víctima de abuso o negligencia, por favor llame al 1.800.4.A.CHILD (1.800.422.4453). Esta es la Linea de Ayuda Nacional para casos de Abuso a Menores de Childhelp

Para obtener más información sobre abuso a menores y recursos disponibles, por favor visite uno de los siguientes enlaces:

Campaña “No Agite al Bebé” del Hospital para Niños

El Síndrome del Bebé Agitado (SBS, o Shaken Baby Syndrome) es una forma muy seria de abuso a menores, y su diagnóstico es otorgado a varias lesiones serias o fatales, o discapacidades, que ocurren a raíz de que un bebé o menor haya sido violentamente agitado. El año anterior, más de 1,200 niños y niñas fueron diagnosticados y tratados para SBS en los EE.UU., y 20% de ellos murieron a causa de las lesiones causadas. Esta página web provee a los padres de consejos preventivos para SBS, al igual que información sobre recursos disponibles en todo el Estado de Colorado.

División para el Bienestar de Menores del Estado de Colorado

Visite este sitio para encontrar una lista de respuestas a preguntas frecuentes con respecto a abuso a menores e información sobre servicios de bienestar de menores disponibles en todo el Estado de Colorado.

Portal de Información sobre Bienestar de Menores

Un centro de información sobre prevención de abuso a menores y recursos para promover familias saludables.